Saturday, November 29, 2008

Malcriar, Amar, ¿Educar?

Hace dos años que conozco a Amparo y su familia, llegaron en diciembre del 2006 a nuestro barrio, mujer muy buena y extremadamente quisquillosa con su familia.
Tiene cuatro nietos varones, dos de ellos son sus ojos, pues practicamente los ha criado, hijos de su hija: Alex tiene 8 años y Vladi 2 añitos, vela, cuida y alimenta a ambos niños, los complace en todo, tan es así que ya para mala suerte de ella y de los niños, estos les faltan el respeto, ella dice que "no me cuesta nada complacerlos en lo que me piden", pero aquí está el problema. Pues cuando no puede saciar sus deseos, entonces es cuando vienen las ofensas de ellos hacia ella, ya con la corta edad que tienen.
¿Acaso malcriarlos es dar amor?
¿Complacerlos en algo que quizás más adelante traiga consecuencias funestas es la solución?
No creo que para demostrar el amor que una siente por su pequeño sea darle lo que pida sin pensar en el daño que se le está haciendo, hay que saber dar amor y educar a la vez con mucha ternura y cuidado y jamás hacerle creer que lo merece todo porque esto sería lo peor que le pueda suceder en el futuro, pues siempre no estaremos junto a él y tendrán que lidiar con otras personas que no tienen por qué soportar las malacrianzas que su tutor le permitió en su niñez.
Este niño crecerá y hará su propia vida y si no sabemos educarlo será un adulto con muy mala educación y con muchas frustaciones, tanto en su vida privada, como laboral.
Aún tengo la esperanza de que Amparo recapacite y pueda tomar riendas en el asunto, o simplemente que su hija Bety dedique un poco de su tiempo a estos pequeños.

No comments: