Thursday, December 18, 2008

Cuidarlos y darles amor, lo merecen


Hace cinco años perdí a mi mamá, siempre la valoré y la quise mucho, me malcrió demasiado, mas nunca me di cuenta, siempre pensé que merecía lo que me daba y hacía por mí y en ocasiones hasta le daba malas respuestas, eso sí después me dolía mucho y me arrepentía, ahora, cuando ha pasado el tiempo es cuando más la necesito a pesar de yo ser adulta y tener a mi propia familia, no hay un día que no la recuerde, con un consejo, un hecho, alguna comida, algún regaño que pueda darle a mis hijos, en fin, siempre está conmigo porque sé que mis hijos la necesitan, si estuviera viva, ¡cuánta ayuda con sus conocimientos les daría!
Hago esta historia porque me alarmo cuando veo a hijas e hijos maltratar a sus padres ya ancianos, algunos sordos, otros con algún trastorno o invalidez, y me digo, cuánto daría yo porque mi mamá estuviera conmigo, no saben cómo extrañarán a esa persona cuando no esté...
Y es que la persona adulta vuelve a ser niño, claro, ya con conocimientos, y siempre hay que pensar en lo que fueron, en lo que hicieron por nosotros, y ahora tenemos que reciprocar, en ocasiones hasta tenemos que hacernos "el de la vista gorda" y perdonarles algún que otro capricho, ellos merecen todo, no es justo echarlos a la basura como cosa inservible, aún nos pueden ayudar, si los cuidamos algo siempre nos enseñarán, porque tienen la experiencia de los años vividos y es un logro llegar a esas edades. Ah, no olvidar jamás que nosotros algún día lo seremos también.

No comments: