Thursday, January 22, 2009

El primer añito

Hay cosas muy importantes en la vida de una mujer, mas si usted le pregunta a cualquiera qué es lo máximo, la respuesta, te aseguro será "mis hijos".
Y es que desde el primer momento en que los concebimos, ya los amamos, luego cuando nacen el primer sueño que se hace realidad es la celebración de su primer añito, también estoy segura de que si les pregunta a ellos si quieren esta fiesta la mayoría dicen NO.
Yo, en particular sufrí mucho el día en que decidimos celebrarle a Clarissa su onomástico, observa la imagen y ya no tendré que explicarte nada más: tensión, nerviosismo porque el fotógrafo tenía otros compromisos y la muchacha se empecinaba en "perretear todo el tiempo", le impresionaba mucho las personas a su alrededor acostumbrada a estar siempre sola, el flash de la cámara la asustaba, y las batas, ay, no quiero ni acordarme, parecía que le estaba poniendo una camisa de fuerza, se estiraba los moños que yo insistía en ponerle, en fin, no hay una foto normal, riendo y tranquila todas son así... Esto me sirvió de experiencia para el de David y para aconsejar a las personas que quiero, soy fiel defensora de no martirizar a los niños este día que se supone sea el más feliz de sus días, pues es el primero y en definitivas los que se divierten son los invitados, pues el niño y su familia están locos porque termine esa pesadilla que planificaron con tanto amor y que se les convirtió en el peor de sus días. Y no te preocupes, que después de los cuatro, él los pide solito y hasta cuenta los días que faltan para su cumple, haciendo los pedidos y planificaciones según le convenga.

No comments: