Thursday, April 23, 2009

¿Conforme con tu nombre?

Cuando nace el bebé hay que tener mucho cuidado y pensar muy bien el nombre que se le pondrá, pues este será su “sello” para toda la vida.
Ya se ha tomado mucha conciencia y muchísima cultura en esta tan importante decisión, pero no podemos descartar que siempre aparecerán algunos padres, que prometieron ponerle a su hijo el nombre del padrino, o hicieron una promesa o combinan sus nombres para que el “infeliz” se acuerde de ellos mientras viva. O si recuerdas cuando se les ponía el del santoral, o sea yo me llamaría Marilú Jerónima, o lo peor, sin el Marilú que vivo orgullosa de él. Sí porque te has puesto a pensar qué dirá ese niño cuando tenga conciencia, lo más seguro es que odie su nombre para toda la vida y simplemente se busque un mote que sí le agrade para que todos lo llamen así. O simplemente cuando tenga un hijo se avergüence del nombre de su progenitor, te menciono por ejemplo, el nombre de mi papá, se llamaba Gercourt, y todos siempre lo conocieron por Tato, y mira que mi papá tenía amigos, pues podíamos haber hecho una encuesta, que el resultado hubiera sido fatal, solo nosotros sabíamos su verdadero nombre y yo en la escuela me aterrorizaba cada vez que tenía que decirlo. El de mi mamá era más pasajero Leda, pero no dejaba de ser extraño, aunque tiene su historia, en la mitología griega Leda, era una hija de Testio y esposa de Tindáreo de Esparta, era otra de las amantes humanas de Zeus, y que luego quiero profundizar más en esta bella historia que en mi tiempo de estudiante nunca conocí.
En los años 80 llegó la furia de las Y a todos los padres les dio por poner a sus hijos nombres con esta, vaya barbaridad, por tener nombres que comenzaran con esta letra hasta hubo quien le puso a varones de hembras y viceversa.
Clarissa tiene una compañerita que se llama Urania, la pobre siempre pensé que se llamaba Ury, pues así la conocimos, y ya que digo Clarissa, también fue un deseo de su abuela paterna, pues se llamaba Clara y siempre quiso tener una hija para ponerle así, como no lo consiguió, le tocó a la mía, pero bueno a mí me gusta y solo se complica un poco a la hora de escribirlo, pues casi todo el mundo la escribe con T y Z, Claritza.
Tengo un sobrino que su mamá se llama Daysi y mi hermano Luis, pues aquí la combinación, el joven se llama Luisander. Y que me dices de estos compañeritos de David, Naichely, Marjoiry, Darvin. Ah, mi amiga Deybis, que así se pronuncia en inglés David, de hecho a su hijo le puso su mismo nombre, por supuesto, en español.
También se usó mucho si se tenían varios hijos que todos comenzaran con la misma letra: Este es el caso de mis padres: Marlene, Marta, Marbelis, Migdalia, Marisol, Marilú, menos mal que todos son “digeribles”, y en el caso de Ubelina, Ubeneida, Ubeliza, mis vecinas.
Por eso mis felicitaciones para mis amigos Iris y Juan, pues sus niñas las bautizaron con los nombres de Sofía y Beatríz, ¿quieres nombres más lindos y para nada complicados?

2 comments:

El sitio de Iris said...

Vaya, Luly, no me esperaba ese final. Gracias por decirlo. Realmente cuando iba a nacer Sofía decidimos poner un solo nombre, en contra de la costumbre más generalizada, y además hubo mucha gente que nos decía que ese era nombre de vieja. Pues yo no lo veo así y ella está muy feliz con su nombre. Beatriz no encontró muchos problemas con las opiniones, solo que las amistades insistían en que pusiéramos los nombres con la misma letra inicial, así me trajeron cada propuesta... A mí me gustan muchos sus nombres y el mío también. No has pensado nunca en que hay personas que debían tener otro nombre?, que le pegaría otro?. Al respecto, dice Juan que yo tengo cara de Gladys, di tú...

Marilú Hernández said...

justo por eso el final, porque siempre se habla, principalmente de Sofía, así como Ofelia (mi sobrina) Incluyendo a Beatriz son nombres preciosos y que no abundan mucho en estos tiempos, por eso mismo de "que son de viejas", estoy segura de que hay viejas que tienen esos nombres, pero tuvieron que ser niñas primero no crees? Te imaginas a una vieja que la llamen Adysleidis, llegará el momento en que será así...Ah, dile a Juan que él tiene cara de Gerardos, jajjjajajajaja