Monday, August 03, 2009

Del A B C nuestro

No hay asignatura difícil si la estudiamos como es y con mucho interés. Nos damos cuenta de estudiantes que prefieren la Matemática, otros las Ciencias, otros la Gramática... y esa preferencia la notamos a la hora de los exámenes cuando el profesor nos da las calificaciones. En la que rechazamos las notas son un caos, y la mejor es aquella que nos gusta, yo por ejemplo siempre preferí el Español y obtuve excelentes calificaciones, en cambio los colegas que eran un "cerebro" en Matemática, sus libretas estaban llenas de "palomitas" hechas por la profesora señalándoles las faltas de ortografía.
Desde siempre sabemos que esa cultura ortográfica se adquiere leyendo mucho, debemos comprarles libros a los niños desde que comienzan sus estudios y así le hacemos el hábito.
En nuestro país a partir de este curso escolar que comenzará en septiembre, se anuncia mayor rigor en las evaluaciones y disminución de puntos en las calificaciones por faltas de ortografía, sé de muchos padres que tendremos que caerle encima a este mal desde el primer día y hasta ir al viejo sistema de ponerlos a repetir cada palabra mal escrita la cantidad de renglones de cada hoja para tratar de que se les grabe la forma correcta de la escritura y no la olviden, además en ocasiones se cometen por descuido.
Conozco la muy mala justificación, nada creíble de "ah, es que estaba apurado", a nadie por estar apurado se le van erratas si sabe escribir bien.
Nuestro Español es muy rico, he oído decir que complicado, pues una palabra puede tener varios significados y de ahí las palabras homófonas, que son aquellas que tienen la misma pronunciación, pero su ortografía y significado son diferentes: Asta y Hasta, Vaya y Valla, Habría y Abría, Acecho y Asecho, en fin... son muchos los ejemplos que podría poner, pero quedan para otra ocasión. Me gustaría además, compartir junto a ti algunos conceptos y ejemplos muy necesarios para refrescar las reglas ortográficas.

1 comment:

Angus said...

Me gusta.