Sunday, August 02, 2009

El horario, ¿bueno o malo?


Las personas que nos planificamos
el tiempo... duraremos más años

Desde que nacemos nos regimos inconcientemente por el horario, pues las madres comienzan a adaptarnos a èl, lo mismo que hicieron con ella y así sucesivamente... y tanto es así que cuando los bebés pasan la hora de la comida o de su leche comienzan a llorar, dando a conocer que este pasó por alto, en fin su estómago ya se rige por este que en pocos días se acostumbró.
Luego cuando comenzamos a asistir al colegio el primer día de clases y antes de repartir el material de estudio, la maestra pone en el pizarrrón el horario del día y la semana, con la extensión de cada una de las actividades que se llevarán a cabo y así ninguna se corra de tiempo, en fin para que alcancen las 24 horas que tiene el día para todo lo que necesitamos... Cuando comenzamos a trabajar nos regimos por el horario impuesto para cada centro y mantenemos esto como una disciplina más y sabemos que cuando no lo cumplimos estamos cayendo en un grave error.
Toda esta explicación es para refrescar el valor del horario y la necesidad de llevarlo en el mundo entero, pues hay personas (pocas) que son muy irresponsables y no piensan en el daño que causan cuando no cumplen con él, reuniones que comienzan tarde y ya con personas responsables esperando, maestros que en ocasiones dejan a sus alumnos más tiempo de lo debido antes o después, a la hora de levantarse que les cuesta mucho hacerlo cuando saben que muchos dependemos de él, establecimientos que trabajan para servir al público, en fin sin el horario establecido desde siempre la vida sería un caos y se ha puesto alguna vez a imaginar si este no existiera cómo sería el mundo, nuestra ciudad y nuestra casa y familia y aunque a veces quisièramos perdernos en él, en el fondo sabemos lo necesario que es.

2 comments:

Iris said...

Tienes razón, Marilú. A mí en particular me gusta mucho la puntualidad y la aprecio como una virtud, por eso me siento apenada cuando pierdo este horario del que escribes o me falla la memoria. Un besito. Iris

Marilú Hernández said...

Jajajajaja, vaya coincidencia con el horario y lo que te pasó conmigo hoy, jajajajajaja, te debes estar acordando, un beso