Monday, January 18, 2010

El derecho de opinar

Tomar decisiones en la vida de una persona no siempre resulta fácil y sin embargo, con qué facilidad a otra persona le resulta manejable la situación, claro, no está dentro del problema.
Nosotros estamos acostumbrados a opinar de todo, en cualquier escenario, hemos disfrutado la dicha de vivir en un país donde reina la democracia, por esto no le tenemos miedo a nada y podemos compartir opiniones de cualquier tema y hasta incluso, llegar a una riña de palabras si no se llega al convencimiento en una u otra parte, pero cuidado, cuando se trata de la vida personal de alguien se denomina entremetimiento en asuntos ajenos.
Nadie está autorizado a opinar de una persona y menos juzgar su proceder ante cualquier decisión de un compañero, amigo, hermano … Esto lo veo más, por ejemplo, en un juego de béisbol, nuestro deporte nacional, los espectadores saben más que los peloteros profesionales! Que si hizo tal jugada mal, que si tomó una mal decisión, que si yo hubiera sido… pero tú no eres pelotero. Y qué me dices de un colectivo, todos profesionales, con el mismo objetivo de trabajo? Siempre hay quién es “el mejor”, porque yo lo hubiera hecho de esta manera y no así. Puede que seas bueno, que en algún momento resaltes más que otro, pero no siempre es así, todos son buenos en algo en ocasiones más, en ocasiones menos…
Nadie es igual, nadie se parece a nadie, ni los hijos a sus padres, nadie actúa igual jamás. Te imaginas que todos fuéramos iguales? Qué aburrida sería la vida.
Entonces respeta al de al lado, no opines de él, de su decisión que por algo lo hace, es su vida y no tienes derecho a inmiscuirte en lo suyo, se hace insoportable la situación cuando no se deja en paz al afectado que es en definitivas quien tiene el problema y la situación en ese momento, ah y fíjate que no hablo del consejo oportuno, que ese sí lo aceptamos todos.
Y, te has preguntado si alguien critica las decisiones que tomas tú?

No comments: