Monday, January 24, 2011

¿Encontró nuevamente el camino?

Eso aún no lo sé.
Hace unos meses me pregunto si a todas nos sucede lo mismo en esta etapa de nuestros hijos; la famosa adolescencia.
Te aseguro que he perdido muchísimas de mis neuronas pensando, meditando, conversando y hasta peleando hasta el cansancio con este hijo mío que a diferencia de Clarissa sí ha sentido sus cambios y por supuesto la familia también los ha sufrido, dígase además hermana y padre.
He leído y visto muchos programas de psicológos que aconsejan conversar, comprender, colaborar y hasta ñoñear si es posible a estos muchachos que en esta etapa no saben a dónde dirigirse, y en cambio piensan que se las saben todas, tratas de ayudarlos, sabes que tienes la razón, pero ellos, ni por enterados, piensan que lo haces para ¨gobernarlos¨.
Pues bien, creo que ya David se va encaminando y por lo menos lo veo más responsable y con más preocupación para lo que tiene que hacer.
No es un niño malo ni desobediente, solo que a esta edad se quieren muchas cosas a la vez sin meditar en las consecuencias, por ejemplo sus clases, su especialidad el piano, necesita de muchas horas de estudio, mucho más que la Secundaria normal, el contenido es doble, son más las asignaturas... y es precisamente en esta etapa donde se define si continúa o no en esta escuela y es ahí la paradoja, quiere seguir, mas cree que las cosas le caeran del cielo.
Es en este período donde nosotros los padres, la familia no podemos descansar, fueron muchas las veces de ¨reuniones¨ en casa, de conversar fuerte, de brotar lágrimas de más de un miembro, de súplicas y decisiones.
El pasado miércoles David realizó el prepase de nivel, el que le dio derecho al pase de nivel que se efectuará a principios de febrero, salió muy bien, fue la tercera nota de los treinta y tantos niños que se presentaron, algunos de ellos supensos, y sin derecho hasta el próximo año...
Nosotros muy felices, pues cada uno tiene un granito de arena en estas notas, las profesoras que lo apoyaron en todo momento están contentísimas, pues siempre han dicho que tiene talento y es una lástima no pudiera desarrollarlo.
Aún no todo es dicha, falta un paso muy importante y nada fácil, estas otras pruebas serán en la ciudad de Bayamo y la convocatoria involucra a todos los alumnos con este nivel en la región oriental, donde estoy segura de que hay muchísimos talentos, de hecho sé es una pelea durísima, él lo sabe, y como obtuvo buenos resultados tiene la autoestima en alto y con muchas esperanzas de poder aprobar, ya parece otro, no hay que mandarlo ni controlarlo porque sabe que su futuro está en juego, si no lo logra quedará tranquilo con él mismo, que es en definitivas lo que nosotros queremos: que encuentre su camino.

Monday, January 10, 2011

El adiós con dolor



Quiero dedicar mis primeras letras del año en este mi espacio, al hermano de mi hermano.


Eran aproximadamente las 4.30 de la tarde del 25 de diciembre cuando el timbre de mi teléfono me sacó del estado soñoliento que tenía, era mi hermana Marta, llorando me dijo, "se murió Armandito y Jorge está como loco".
Dije, pero cómo va a ser... dime de Jorge, su presión, tranquilízalo, ya salimos para allá...
En efecto, cuando llegamos Jorge, mi hermano mayor, era un loco, le daba golpes a la pared y lloraba como un niño...
Y es que desde pequeño fue su mejor y único amigo en las buenas y en las malas, en las escuelas, en el Servicio Militar, en fin para todo siempre estuvieron juntos.
En mi casa siempre fue un hijo más, en las fiestas, en los cumpleaños familiares en todo siempre Armando Hechavarría estuvo presente, si por alguna razón no llegaba ya Jorge iba en su busca.
Es por ello que nuestra familia no estuvo muy feliz este fin de año, faltaba un miembro, un miembro muy especial.
Las mujeres ya no escucharemos más el Puchy cariñoso y los hombres el Papo cordial y amistoso. Ya no escucharemos las conversaciones interminables de cualquier tema y para nada aburridas...
Se nos fue el hermano pintor, escultor, diseñador, grabador... el vicepresidente de la Unión de Escritores y Artistas de Las Tunas, en fin... el inteligentazo, pero queda por siempre en nosotros, nuestra familia su imagen, recuerdos, dicharachos, el olor de su siempre tabaco en la boca y quedan por supuesto sus hijos, nuestros queridos sobrinos postizos que siempre nos tendrán para lo que necesiten en ausencia de este gran padre que fue para Jorgito, Yoel, Yuri y Yohán.