Saturday, April 07, 2012

Pantalones caídos

Usted dirá que quiero tomarme muy a pecho las críticas a la moda. No, para nada, solo soy una más de los preocupados por ella.

Hace algún tiempo vengo observando "los pantalones caídos", moda actual de algunos jóvenes y ya estoy algo más que preocupada, pues al principio se lo comentaba a David y le aconsejaba respecto a ello para que no fuera a ocurrírsele nunca, me contestaba que no, no tenía interés por algo así.
Pero ya se desató, lo observo a la hora de vestir y a la hora del baño cuando sale de este, qué horror, le doy un gran regaño, se lo sube, pero cuando doy la espalda o sale de casa ya vuelve abajo esta prenda, es un virus.
Y me pregunto, es que soy tan "chea" que no gusto de esto? Es que seguirá su rumbo por todos los jóvenes de la nueva generación sin que nadie lo impida? Los padres como yo no les reclaman y les enseñan el buen vestir? Es que se hace tan importante y necesario enseñar parte de la ropa interior, su marca y procedencia? Y estoy segura de que es muy molesta, caminan con dificultad, pues en ocasiones llevan ocupada una mano y con la otra levantan la prenta para que no caiga totalmente.
Qué pena que esta moda no haya coincidido con los tirantes, recuerdas? Aquellos que iban con los pantalones, así evitarían que sucediera algún imprevisto y enseñaran algo más de lo deseado.
Las generaciones anteriores, los abuelos, padres se escandalizaban cuando veían a las muchachas con las mini enseñando sus muslos y cuando las melenas, que criticaban a los varones, pues en ocasiones no podían descifrar el sexo por el largo del pelo, o el arete en la oreja del muchacho, esto son ejemplos ínfimos y nada preocupantes comparados con esto que no tiene gusto ni sentido común.
Lo que me tranquiliza es que nuestras escuelas tienen su régimen y Reglamento Interno que exige el correcto uso del uniforme escolar y que nuestra sociedad jamás permitirá que esto se prostituya, por nuestra parte los padres, profesores, adultos en general, reprender a los adolescentes y jóvenes ante esto que podría llegar a hacer falta de pudor y decencia.
Según el periódico estadounidense New York Times esta moda se originó en prisión cuando no había uniforme de talla mayor que la suya. Al estar prohibido el uso de cinturones para evitar que se usaran como arma o forma de suicidio los pantalones quedaban “saggy” – “caídos”. El estilo se extendió entre los raperos y quedó plasmado en sus videoclips. Del “Getto” pasó a los suburbios de las ciudades, y de ahí al resto del mundo.

Los “Buggy Pants” en las cárceles era una marca de personas gays o homosexuales que prestan sus servicios a hombres, cuando llevaban el pantalón más debajo de las caderas era señal de que querían tener relaciones. Otros al salir de la cárcel lo usaban así, y de esa forma querían dejar dicho que eran peligrosos.
Estoy segura de que si nuestros jóvenes conocen esta historia, la mayoría dejaría de usarlos de esa manera, ya que imitan cualquier manera de vestir sin saber de dónde proviene y por qué. Queda de nosostros divulgar para dar a conocer y parar de una vez esta "moda"  solo de saber de donde viene, hay que  tener en cuenta  que no es un buen ejemplo para nuestros muchachos.
(Consultado web generación digital).