Thursday, March 14, 2013

A mi libro ya le falta una página


                                                        Mi familia es un libro precioso, al que amo y cuido con esmero

                                       


 A mi querido Jorgito con todo el amor del mundo

Aùn lleno de vida


La casa de mami y de papi, que es lo mismo decir de abuela y de abuelo era el escenario para concentrarnos, celebrar algún cumpleaños, fin de año… él nunca faltó, como nunca faltaron los demás. Era costumbre que aunque fuera un momento llegara a saludar, si demoraba, alguien le echaba de menos.

Ya nunca más será lo mismo, aún no sé si podremos volver a festejar algo sin su presencia, creo que no. Perdimos a Jorgito mi sobrino querido, un cáncer muy agresivo se lo llevó para siempre.
Hijo de Jorge, mi primer hermano, de hecho jorgi era el sobrino mayor.

Nunca lo vi disgustado por algo, siempre riendo, si había baile era el primero en salir a gozar del casino que era lo que más le gustaba, era muy cariñoso y respetuoso, disfrutaba estar junto a los suyos a quien defendía con uñas y dientes.
Jamás te olvidaré, Suave (así se nombraba porque tenía muchas pretendientas). “Yo soy el Suave de la familia”.
Con su tìa Marlene
Estás en mi corazón, mi bello. No habrá cosa alguna que haga que no te recuerde, siempre tendrás mi amor eterno.

1 comment:

Migdalia Hernández Guerrero said...

Voluntariamente he dejado de visitar tu página personal aunque hoy la curiosidad pudo más, estaba segura de encontrar lo que encontré............ Cada vez que entro a leer una página de tu precioso libro que, felizmente, también es el mío, salgo con el alma por el suelo, pues tienes el poder litarario suficiente para dar vida a los hechos de tal manera que cada palabra se me clava más allá de la mente. Además de que combinas tus textos con esas imágenes que me transportan a través de los años hasta tiempos que fueron tan felices y que ya nunca volverán. Con ésto que te digo espero entiendas que tu bella página, tu libro personal es una de las puertas que he dejado en el muro que construí para poder seguir adelante como es lo natural según la Ley de Vida.
Hace mucho tiempo que quería decirte ésto y siempre lo posponía intentando no pensar en las cosas que duelen, éso me lo enseñaste tú el día que tiraste y pisoteaste el disco que con su música me hacía llorar ¿te acuerdas?. Bueno, también es que al ser tan llorona intento evitarlo porque me gustan los ojos maquillados y ambas situaciones son incompatibles!.
A tí Lulú te doy las gracias por enseñar al mundo una bonita y muy unida familia, te felicito por el buen enfoque, presentación y especial sencillez humana de tu página. Y a mi querido sobrino Jorgito, al que acuné siendo aún muy niña, que nunca, nunca le olvidaremos y que ¡Descanse en Paz!!! Tu hermana Migs.