Wednesday, September 11, 2013

A favor de nuestros niños

El juego, fundamental después del estudio
Septiembre recién comienza y con ello una nueva etapa en la vida de muchos cubanos, especialmente para niños y adolescentes que integran las diferentes enseñanzas estudiantiles. Esta y no otra tiene que ser la oportunidad  para revertir la situación de indisciplina social, me refiero a las groserías, faltas de respeto y la ausencia de los buenos modales que se han perdido casi totalmente.
Es necesario juntar fuerzas, casa-escuela-barrio y combatir a esta epidemia, papel fundamental y esencial primero de los padres que en definitivas son los mayores responsables de que su hijo crezca en un medio sano y educado.
Muchos prefieren dar color a libros de cuentos
Es cierto que pasan la mayor parte del tiempo con sus maestros, que son los que tienen a su cargo enseñar el contenido y cultivar en ellos todo el aprendizaje necesario, es en la escuela también donde se relacionan con otros niños y jóvenes unos más disciplinados que otros y la mayoría de las veces son más las palabras desagradables que las buenas las que llevan al hogar.
Ya no llevan a casa el nombre del librito que Juanita pintó y yo quiero uno igual, NO, ahora es la blusa que le compraron a ella y a mí no, o el  jueguito o novela que la mamá le llevó a ella y que tú no me buscaste... ejemplos que escucho diariamente en cualquier casa de vecinos.
Los padres no podemos cansarnos de hablar con nuestros hijos, ello es su futuro: inculcarles  el buen vestir, escuchar la música baja y sin groserías, no decir palabras obscenas, eliminar las coletillas, saber dirigirse a las personas mayores, el saludo a diario, no quemar etapas,
son normas que si cada cual las lleva consigo y tratamos de buscar métodos que incentiven el gusto del niño,
 pronto seremos un país culto y educado. 


Se hace necesario entonces, juntar los hombros decididamente familia-escuela y el barrio tomar parte en el asunto para eliminar de raíz este mal que tanto nos afecta.
Cada cual debe pensar y proyectarse en favor de sus párvulos, lo principal en la vida de una familia son los hijos, creo que nada más debe importar, pues llegará el momento en que no estaremos para darles la mano y si desde ahora no los enseñamos a andar correctamente... te has puesto a pensar ¿qué será de ellos?

Wednesday, September 04, 2013

Un lazo amarillo para toda Cuba

El próximo 12 de este mes se cumplirán 15 años de la encarcelación de nuestros cinco Héroes antiterroristas    injustamente en cárceles de los Estados Unidos.
Es por ello que René González, quien cumplió su condena, se dirigió al pueblo de Cuba en una alocución transmitida por la Televisión Cubana:
"Como se sabe, el próximo 12 de septiembre se cumplirán 15 años de nuestros arrestos. Todos los años se hace una jornada tanto nacional como internacional para demandar que se nos haga justicia, pero queremos que la jornada que se realizará este año entre el cinco de septiembre y el seis de octubre sea una jornada única, sea una jornada especial, protagonizada por ustedes.
"Quince años en la vida de un ser humano es mucho tiempo. Los hijos crecen, se convierten en hombres, en adolescentes; familiares fallecen y no están más con nosotros; y parte de la población cubana ha nacido en estos quince años."
Él cumplió su condena íntegramente, pero quiere impedir que sus cuatro hermanos tengan que hacerlo por todo lo que implicaría, además de que Gerardo González moriría allí.
Es por ello que ha convocado a que este día el país se llene de cintas amarillas por doquier de la manera que cada persona lo decida y guste, para que el mundo entero sepa que estamos esperando por cuatro hermanos que están presos injustamente en los Estados Unidos.
"La cinta amarilla es un símbolo que ha entrado en la cultura del norteamericano, que se inició durante la Guerra Civil inglesa cuando las esposas de los combatientes los esperaban con cintas amarillas.
"Luego fue transmitido a la Guerra Civil de los Estados Unidos y a través del tiempo con sus altas y sus bajas, ha ido cambiando de significación hasta que en los años setenta del siglo pasado una canción que hizo época la volvió a poner en la cultura norteamericana."
También tenemos una canción con una hermosa historia de amor que interpretan prestigiosos músicos cubanos.
"A partir de ese momento esa cinta se ha convertido en un símbolo para el norteamericano que espera a alguien en una misión en el exterior, que espera a un soldado, que espera a un ser querido y ese es el mensaje que queremos que ustedes le hagan llegar al pueblo norteamericano: que sepan que el pueblo cubano está esperando a cuatro de sus hijos. Que no es solamente la familia, que no es solamente quien los conoce personalmente, sino que hay un país, hay un pueblo que está esperando a cuatro de sus hijos injustamente encarcelados en los Estados Unidos."