Monday, December 15, 2014

Sensibilidad ante la vida

Mi esposo llegó muy molesto del policlínico, madrugó para  realizarse unos análisis de rutina y control de su diabetes.
Me comentó que había un hombre que ocupaba el número dos en la cola, llegó cerca de las 5:00 de la mañana, para su sorpresa cuando llegó la enfermera y comenzó a llamar por la cola, lo primero que hizo fue preguntar por la de las embarazadas, porque por supuesto deben ser las primeras en realizarse los análisis.
Él, que había sido el primero de ellas y era precisamente marcándole a su esposa en gestación, cuando fue a reclamar, las mujeres no le permitieron que se pusiera en la cola "usted no dijo que era para embarazas". Había marcado para la cola normal.
Bolívar, en su cólera me dijo, después hablan de feminismo, de caballerosidad, pero vaya incomprensión, si el compañero no es adivino, jamás había estado allí y su esposa ahora es que comienza con sus primeros chequeos del embarazo... La primera embarazada fijó que era el número uno y no hubo manera de que entendiera a aquella persona.
Quedé paralizada y pensativa, además de no estar allí, tengo opiniones para las dos partes, las gestantes que estaban pudieron muy bien entender a aquel futuro papá que en su afán de ayudar a su esposa -que debe sentirse fatal por encontrarse en sus primeros meses, las mujeres que ya hemos pasado por esto, muy bien lo sabemos- se levantó temprano para que ella estuviera sin desayunar el menor tiempo posible y una futura mamá con mucho más tiempo puede esperar.
Lo otro es que el hombre estaba presente-ausente en el lugar, porque cuando estas "barrigonas" van llegando preguntan por la cola de las embarazadas para ubicarse y si hubiese estado atento se hubiera dado cuenta y evitado tantas molestias.
Más allá de hombre o mujer debe existir la comprensión y el humanismo, no debemos descargar nuestra rabia ante algo tan simple, importante y necesario para esta parte de nuestra sociedad, todos estaban allí por la misma causa, y si no fueron consecuentes con esta pareja de jóvenes que comienza a procrear, cuál será el concepto que pueda tener, dónde están los valores y la sensibilidad hacia el prójimo.
No supe si después de la primera mujer pasó la esposa del futuro papá, pero si no fue así, debió ser la décima o más en entrar... Espero que el joven no se desanime y que continúe con el apoyo que le brinda a su esposa en ese proceso tan hermoso y sensual que todo matrimonio espera con ansias: la llegada de su primer bebé.

No comments: