Monday, May 25, 2015

Mis dos amores, mis músicos preferidos


Siempre están "cuchicheando" y cuando les pregunto qué pasa, su respuesta es "nada, no pasa nada".
Somos felices con nuestros hijos, supongo que a todos los padres les suceda lo mismo, sobre todo cuando están porque así quisimos.
Jamás han discutido de verdad, el sufrimiento de uno es del otro, ninguno de los dos puede saber que el otro tiene problemas, porque lo hace suyo. Tan así es que Clarissa se acaba de graduar por segunda vez, con la culminación de los estudios de Nivel Medio de David, dice es un peso que se quita de encima, siguió paso a paso su carrera y en los finales, no lo dejó un minuto solo, siempre estuvo con él en los ensayos y clases con la profe Hindira.
Por las noches estuvieron hasta altas horas de la noche "tramando" la sorpresa para nosotros, al culminar el recital, le dijeron al auditorio que David  presentaría "algo", que esperaban les gustara, fue muy emocionante cuando la vimos entrar a ella, violín en mano para interpretar ambos esta bella pieza de Pablo Milanés, Para Vivir.
Espero durar muchos años, porque tengo que ver a mis nietos y disfrutarlos, además de ayudarlos a ellos en esta etapa tan hermosa. Pero el día que me vaya sé que ambos están bien cuidados el uno por el otro y esto me hace muy feliz, para mí los dos son iguales y a los dos los adoro, son mi vida, por eso  de vez en vez tengo que llorar de alegría y satisfacción.

Wednesday, May 20, 2015

Entre tropiezos y partituras: Graduación feliz



Antes de comenzar el concierto.

Gracias, Huberal Herrera e Hindira Mastrapa

 
Hace unos años me confesó que había querido entrar a la EVA por los pases, veía a su hermana estar en casa de viernes a miércoles cada 10 días y esto le gustaba, porque él de lunes a viernes tenía que asistir a clases.
Solo tenía 7 añitos y no sabía el mundo que estaba por venírsele encima. Lo llevé a las pruebas de captación, las aprobó todas y de ahí comenzó su carrera de Piano Básico en el curso 2004-2005.  Luego, ya dentro, un día me dijo…  “mamá, esto me gusta mucho”.
David e Hindira.
Muchas fueron las penurias que pasamos con él, unas veces porque prefería el juego a estudiar y otras porque los profesores de música son muy exigentes y en ocasiones no se daban cuenta de que primero hay que dar la lección y después evaluarla, el que está dentro de este mundo sabe de qué hablo. Así, poco a poco, paso a paso y con la siempre ayuda de la profesora Hindira Mastrapa, quien fue la luz, psicológa, Maestra, amiga… la que llegó en los momentos más difíciles  y que con muchísimas frases de aliento nos levantaba el ánimo y de la que sentimos no fuera  su profesora de siempre, por fin David se graduó.
Hindira  lo graduó de Nivel Elemental y presentó al mismo tiempo al Pase de Nivel, en los que hizo excelentes exámenes que por sus resultados lo eligieron para que realizara su Nivel Medio en la Escuela Nacional de Música, en La Habana, en este mismo año fue seleccionado para participar  en los IX Talleres por la Paz en San Pablo de Buceite, España, junto a otros alumnos de la escuela.
Comenzó el Nivel Medio en la ENA (La Habana) con el profesor Huberal Herrera, quien lo presentó en varios  conciertos como: Concierto en la Casa del Alba, bajo la dirección de la maestra Alicia Perea (2013); Concierto auspiciado por el artista Alexis Leyva Machado (Kcho) en el “Laboratorio para el Arte”  (Romerillo), con la Jazz Band de la ENA en el Concierto inaugural del Congreso de la FMC (marzo del 2014).
En el curso 2013-2014 se trasladó para Las Tunas a continuar estudios con la Maestra Hindira, la que lo presentó el 19 de mayo del 2015 con un excelente concierto en el Museo Vicente García,  lleno completo  por sus compañeros, profesores y amigos, quienes disfrutaron y felicitaron luego de concluido.
Nosotros nos sentimos vacíos, largos años de preocupación, de tensión concluyeron con un feliz  final, y sobre todo ver a nuestro hijo con la alegría innata en él, con muchas ganas de hacer y sin preocupaciones, eso nos hace decir que “Valió la pena”.



Wednesday, May 13, 2015

Jornada contra la homofobia y la transfobia: me incluyo

Estábamos en la misma aula, pero nuestro grupo preferido constaba de cinco estudiantes. Armando era el único que estaba casado, pero todos éramos felices y siempre juntos para todos los lugares, él siempre traía consigo a su "Márgara".
Un día Armandito no llegaba al aula, pasaron dos y tres días sin que supiéramos de él. Ese día decidimos visitarlo, para saber qué tenía.
Cuando llegamos a su casa, para nuestra sorpresa Mandy estaba en cama y los ojos apenas se le veían, había llorado mucho, su Margara había terminado su relación con él, le confesó que amaba a una muchacha y que  se iría a vivir con ella.
Lo consolamos y le sugerimos tenía que salir y continuar su vida, ella había hecho lo correcto, fue el primero en saberlo y aunque que sufriera un poco, después se daría cuenta de que fue mejor así, no podemos estar con alguien engañado de su amor. Él solo pensaba en que... "si por lo menos hubiera sido con un hombre..."
Por mucho tiempo se estuvo hablando de Armando y Márgara, aquello fue un escándalo y siempre ella fue discriminada. Hace unos años vi a Armando, volvió a casarse y tiene dos niños. Margarita sigue con su pareja y son felices.

Por estos días en Las Tunas se celebra la VIII Jornada contra la Homofobia y la Transfobia por primera vez aquí.  Este año se decidió enfocar la celebración en los centros de trabajo, que muchas veces sirven a los comportamientos prejuiciosos. 
El lema de esta VIII Jornada es Me incluyo... por espacios laborales sin homofobia ni transfobia.
La designación coincide con la reciente inclusión del tema del respeto a la orientación sexual en el Código de Trabajo, en el cual aún debe añadirse el de la identidad de género.
El Cenesex y el resto de las instituciones aspiran reunir a los distintos sindicatos en este movimiento para la aceptación  de las individualidades que promueven este encuentro.
Anhelan deconstruir los paradigmas patriarcales y discriminatorios que afectan a los seres humanos, víctimas de diversas formas de violencia en el trabajo, el barrio o el hogar: Esta Jornada es, por esa razón, una provocación a las normas culturales heteronormativas que nuestra sociedad nos ha inculcado.

Thursday, May 07, 2015

Mal de mayo, que no es malo

Desde pequeña escucho hablar del “Mal de Mayo”, primero a mis abuelos, después a mis padres. Ellos me contaban que después de una larga sequía de la cuaresma, las lluvias que caían, sobre todo muy intensas, arrastraban desechos de todo tipo, defecaciones de animales, de personas, mucha basura de todo tipo..., estos iban directamente hasta los ríos y embalses  de los que las personas consumían.
 Era muy frecuente que después de beber el líquido la gente enfermara, principalmente con mucha diarrea y algunos hasta morían, solo existía en esa época la sulfa y la penicilina que era lo único que podía parar dicha enfermedad.
Entonces, era tradición a manera de creencia que la persona tomara un vaso de agua lluvia de la primera que cayera en mayo y ya estaba convencido y así sucedía de que no le daría este mal, mágicamente dicho vaso de agua lo inmunizaría este tiempo hasta el próximo mayo.
Ahora tenemos todas las condiciones creadas, la lluvia puede caer todo lo que quiera que no contamina a nuestro preciado líquido, si tenemos en cuenta las medidas que la Dirección de Salud Pública nos orienta, en aquel entonces no existía el cloro y mucho menos el Hiplocorito  de Sodio que se expende en farmacias. Sabemos además, que debemos hervirla de no realizarle el tratamiento,  pero aún aquella creencia sigue en pie, generación tras generación estamos a la espera de la primera lluvia de mayo para coger nuestro poquito, quizás no tanto para nosotros, pero sí se la exigimos a nuestros hijos y abuelitos por el miedo de que enfermen.
Ya sabemos quye el mal de mayo no es malo, más bien es muy bueno, ya que esperamos con ansías unos buenos aguaseros que tanto necesitamos por estas tierras del oriente cubano, donde son muy escasas.