Monday, February 27, 2017

Soy lo que como


Foto: Rey López.
La salud deviene derecho de todos, no se trata solo de curar, sino de prevenir y en ello una sana alimentación es fundamental, por lo que la inocuidad de los alimentos resulta una responsabilidad compartida.
Los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer y están relacionados con la muerte de dos millones de personas anualmente en el planeta, en su mayoría niños.
Mantener la limpieza, separar los alimentos crudos y cocinados, elaborarlos completamente, conservarlos a temperaturas seguras y usar aguas y materias primas inocuas, son algunas medidas que debemos adoptar en casa y más en familias en las que hayan niños y ancianos que son los más vulnerables.
Priorizar el cuidado de los sistemas sanitarios, si tenemos en cuenta que la inocuidad de los alimentos está asociada directamente a las enfermedades transmitidas por estos, lo cual constituye una importante causa de morbilidad y mortalidad.
Fomentar medidas destinadas a mejorar la calidad de los alimentos, esto incluye desde los campesinos, hasta los vendedores y hasta la mesa.
Se debe tener en cuenta los contaminantes químicos y biotóxicos, que se están usando cada vez más en los cultivos y la agricultura, y los pesticidas para el control de vectores, con los consecuentes riesgos que implican para la salud de la población.
En muchas ocasiones los casos vistos en hospitales se deben a dolencias por transmisión alimentaria. El acceso a una alimentación nutricionalmente adecuada y sana, es un derecho individual básico, por lo cual debemos garantizar la higiene para certificar la inocuidad y calidad.
En Cuba, este tema tiene gran importancia como parte de la actualización del modelo económico y social, si se tiene en cuenta que la oferta de productos elaborados exhibe un gran peso entre los trabajadores por cuenta propia, por lo cual es imprescindible enfatizar en la necesaria inocuidad para preservar la salud.
En este modelo de gestión, la actividad de elaborador-vendedor de alimentos constituye una de las que mayor número de personas posee adscritas, es por ello que se implementan programas para capacitar a los manipuladores que disponen de licencia sanitaria.
Sobre el uso de los maduradores de las frutas, existe un grupo de trabajo integrado por varios organismos para estudiar e identificar todos los elementos vinculados con esta práctica en el país, ya que esta es una preocupación recurrente en la población.
Los maduradores son sustancias que están autorizadas y se emplean internacionalmente, pero al igual que los medicamentos, tienen su modo de uso y una dosis estipulada, y cuando se incumplen los requisitos puede existir alguna afectación, es por ello que no se debe exagerar y tener en cuenta el uso y cantidad que debemos propiciar a cada producto y por supuesto, los que compramos tenemos que tener presentes todas las medidas mencionadas anteriormente y muy importante, saber a quiénes le compramos.


No comments: